Buscar en
Buscar
  > Consejos
Uso responsable de medicamentos contra las alergias y el asma 
Fecha última actualización: 24/01/2003

Cápsulas
En la actualidad más de 50 millones de personas en el mundo padecen de asma o alergias

Afortunadamente en estos días padecer patologías como el asma o cualquier tipo de alergia tiene solución; ésta, en la mayoría de los casos, viene de la mano de un tratamiento específico para cada paciente.

Sin embargo las personas afectadas por estas enfermedades deben ser muy conscientes de mantener una determinada disciplina con este tipo de tratamientos, y hacer de ellos un uso responsable.

Antihistamínicos: Empleados habitualmente para mejorar o prevenir los síntomas de la Rinitis Alérgica (Fiebre del Heno), así como otras alergias. Actúan previniendo los efectos de la histamina, de ahí su nombre. La histamina es una sustancia producida por el cuerpo, que interviene en las reacciones alérgicas y la respuesta inmunitaria del organismo.
Estos medicamentos suelen presentarse en forma de tabletas, cápsulas, líquido o inyección. Pueden adquirirse con o sin receta.

Uno de los efectos secundarios probables en los antihistamínicos, normalmente de 1º y 2º generación, es por ejemplo, la somnolencia. Pero los de la última generación como, Terfenalina, Loratadina, Zytericina. no causan este efecto. Entre otros efectos secundarios destacar: sensación de boca seca, dificultad para orinar, confusión.

Mientras, en los niños los síntomas pueden ser: pesadillas, nerviosismo, inquietud, irritabilidad.

Descongestionantes: Son usados para tratar la congestión nasal y otros síntomas relacionados con los típicos resfriados sin importancia y algunas alergias.

Los descongestionantes actúan estrechando los vasos sanguíneos, y así mejoran la congestión nasal de la persona enferma. Y puede obtenerse con o sin receta médica. Y las formas más comunes del medicamento son tabletas o líquido.

Los aerosoles nasales o las gotas pueden ser usados en cuadros agudos de una alergia, pero no debe aplicarse su tratamiento por un tiempo mayor a 2 ó 3 días seguidos. Si los aerosoles se usan durante un periodo de tiempo prolongado pueden causar una rinitis atrófica.

Como efectos secundarios más comunes encontramos: nerviosismo, insomnio, elevar la tensión arterial.

Broncodilatadores: Se emplean normalmente para aliviar la tos, los resuellos, la falta de aire y la dificultad para respirar. Actúan abriendo los bronquios, y aumentando el paso del aire hacia los pulmones.
Los broncodilatadores incluyen agonistas beta, teofilina, anticolinérgicos. Se presentan en forma de inhaladores, tabletas, cápsulas, líquidos o inyectables. Los efectos secundarios de estos medicamentos son: náuseas, vómitos, dolor de cabeza, nerviosismo, inquietud, insomnio, especialmente en pacientes mayores y niños.

Agentes antiinflamatorios: El cromoglicato, nedocromil, y los corticoesteroides reducen la inflamación de las vías respiratorias. Ya que la inflamación ocasiona que los bronquios, las ramas principales que van de la garganta a los pulmones, se vuelvan "espasmódicos". Una vía respiratoria espasmódica es más sensible a los diferentes desencadenantes del asma, tales como el ejercicio, el aire frío, el humo del tabaco, el virus del resfriado, y algunos alérgenos.

Los medicamentos antiinflamatorios se presentan en forma de inhaladores, tabletas o inyectables.

En el empleo de estos medicamentos es necesario tener en cuenta, que a largo plazo, especialmente los corticoesteroides, no son recomendables, a excepción del tratamiento de un asma de difícil control. Los efectos secundarios podrían ser: aumento del peso, cataratas, debilidad ósea, presión arterial alta, elevado nivel de la azúcar en la sangre, o aparición fácil de hematomas. Así como tos y ronquera, entre los efectos menos graves.

Almacenamiento de los medicamentos

Para un correcto uso de sus medicamentos es necesario seguir unas mínimas normas de conservación:
1) Mantenga sus medicamentos lejos del calor y la luz directa. No es recomendable almacenarlos en el botiquín del baño, ya que el calor y la humedad los pueden degradar.
2) No permita que los medicamentos líquidos se congelen.
3) Mantenga todos sus medicamentos fuera del alcance de los niños.
4) Y no almacene medicamentos caducados, o no los guarde cuando ya no los necesite. Entregue los medicamentos de los que desee deshacerse en su farmacia. En último extremo, deseche sus medicamentos líquidos y cápsulas en el excusado, a menos que indique otra cosa en el recipiente del medicamento en cuestión.


Fuentes: Fernando de la Torre Morín, Jefe de Servicio de Alergia e Inmunología del Hospital Universitario de la Candelaria
 
Consejos relacionados
- Mantenerse alejados del pólen: recomendaciones para pacientes alérgicos
- Medicamentos para la rinitis alérgica
- Si eres alérgico. . . extrema la precaución al volante

Noticias relacionadas
- El asma ocupacional supone entre un 9 y un 15% del asma diagnosticado en adultos
- Las constantes lluvias de los últimos meses retrasan los brotes alérgicos pero auguran fuertes picos de polinización
- Expertos aseguran que determinados estilos de vida podrían reducir el desarrollo de asma
- El nivel de conocimiento sobre dispositivos y técnicas de inhalación por parte de los médicos, es deficiente
- Los alérgicos al polen tendrán una primavera suave por la escasez de lluvias

Reportajes relacionados
- Las vacunas antialérgicas
- Dermocosméticos contra falsos remedios y soluciones milagrosas
- Ser alérgico en un mundo de látex
- Vivir a dieta toda una vida

Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 4 (nº votos: 1)Valoración: 4 (nº votos: 1)Valoración: 4 (nº votos: 1)Valoración: 4 (nº votos: 1)  


Eventos
Noviembre 2020
L
M
X
J
V
S
D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad