Buscar en
Buscar
  > Consejos
¿Ansiedad?, no gracias 
Fecha última actualización: 03/11/2003

Mujer joven angustiada
La ansiedad es una respuesta emocional que, si se repite con excesiva frecuencia, intensidad o duración, se convierte en una patología psíquica que puede tener a su vez reflejos físicos. Según la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), "la ansiedad es experimentada como una emoción desagradable, negativa, que surge en una situación ante la que el individuo percibe una amenaza".

Pero también existe otro tipo de ansiedad, donde la causa no reside en una circunstancia ambiental particular, es la que en el CIE-10 (Clasificación Internacional de enfermedades) aparece clasificada como "ansiedad generalizada".

Según esta clasificación médica, "los síntomas son muy variables, pero lo más frecuente son quejas de sentirse constantemente nervioso, con temblores, tensión muscular, sudo-ración, mareos, palpitaciones, vértigos y molestias epigástricas. A menudo se ponen de manifiesto temores a que uno mismo o un familiar caiga enfermo o a tener un accidente, junto con otras preocupaciones y presentimientos muy diversos. Este trastorno es más frecuente en mujeres y está a menudo relacionado con estrés ambiental crónico".

Existen muchos condicionantes que pueden llevarnos a la ansiedad, pero también podemos adoptar conductas que nos ayuden a reducir sus manifestaciones y a controlar el desasosiego:
 
Hombre en bicicleta llevando a un niño
Los beneficios del ejercicio diario son múltiples. El ciclismo es uno de los más completos y puede realizarse en compañía.

Los buenos hábitos en cuanto a alimentación y descanso son básicos para tener una vida saludable en general. Respecto de la ansiedad, conviene relegar a un tiempo de descanso y ruptura con el trabajo los momentos de la comida o la cena; y también aprovecharlo para relacionarnos con personas de nuestro entorno. Dormir lo suficiente y dejar las preocupaciones y los documentos del trabajo en su lugar son cosas indispensables para disfrutar al máximo de nuestro tiempo de ocio y descanso.

Los beneficios de hacer ejercicio físico están demostrados en muchos casos; pero en relación con los trastornos de ansiedad y estrés, ejercicio moderado puede ayudar a relajarse y a tomar el aire. Andar durante media hora, solo o acompañado y al aire libre, es aconsejable todos los días del año.

Conviene organizar el tiempo para evitar que el trabajo nos solape el tiempo libre, evitar olvidos o llegar tarde a las citas que hemos establecido previamente. Lo más importante es ser consciente del tiempo real que se tiene y de hasta dónde se puede llegar.

 
Monje budista meditando
La concentración es indispensable para llevar a cabo con efectividad cualquier técnica contra el estrés.
Los problemas no deben agobiar, pero hay que afrontarlos y decidir la mejor solución, aunque sea de carácter temporal. No hay que volver una y otra vez a pensar en el mismo problema al que ya hemos dado solución, ni magnificar el alcance de sus consecuencias, ya que eso produce ansiedad.

La aceptación del nerviosismo y otras emociones, que pueden despertar las situaciones por las que pasamos a lo largo de nuestra vida, nos ayudará a conocernos mejor y a evitar ponernos ansiosos.

No hay que castigarse ni castigar a los demás. Hay que asumir las responsabilidades de aquello en lo que nos hemos equivocado, y felicitarnos por lo que nos sale bien. Debemos cuidar la autoestima y procurar que nuestra relación con los demás sea justa, reforzando las conductas positivas de los demás y corrigiendo las negativas dando la información a tiempo para posibilitar la rectificación.

Practicar técnicas de relajación y ponerse en manos de un especialista son elementos clave para afrontar situaciones que no podemos controlar y que nos causan verdadero estrés.
 
Enlaces relacionados con este consejo
NoahValoración:5Valoración:5Valoración:5 [Ir]
Normas básicas para la prevención de problemas de ansiedad y el estrés.Valoración:8Valoración:8Valoración:8Valoración:8 [Ir]

Consejos relacionados
- Cómo empezar a luchar contra la depresión
- Decir adios a la astenia y el cansancio crónico
- Técnicas de relajación contra el estrés
- Prepararse mentalmente para enfrentarse al estrés
- Estrés: el mal del siglo XXI

Noticias relacionadas
- Tener una personalidad ansiosa hace que atendamos de modo diferente a lo que sucede
- La paternidad podría aumentar el riesgo de sufrir ciertos niveles de ansiedad.
- La televisión durante la adolescencia aumenta el riesgo de depresión
- La autoprohibición de consumir determinados alimentos provoca ansia por la comida
- La falta de ejercicio y mala nutrición, relacionados con un retraso psicológico en los niños

Reportajes relacionados
- Relajación. Programa para su aprendizaje y puesta en práctica.
- La condena de todo adolescente: el acné
- La ansiedad, ¿Miedo a ser uno mismo?
- ¿La ansiedad en tiempos de exámenes? Batalla librada por todo estudiante
- El suicidio y los adolescentes

Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 4 (nº votos: 2)Valoración: 4 (nº votos: 2)Valoración: 4 (nº votos: 2)Valoración: 4 (nº votos: 2)  


Eventos
Octubre 2018
L
M
X
J
V
S
D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad