Buscar en
Buscar
  > Consejos
Internet y los niños: recomendaciones para padres 
Fecha última actualización: 17/02/2009

Manos sobre un teclado de ordenador.  Imagen de sciencepics.org con licencia Creative Commons
Manos sobre un teclado de ordenador
Recomendación para padres

A medida que los niños crecen son diversas las necesidades de cuidado que como profesionales podemos recomendar a los padres:

De 2 a 4 años: el comienzo
Durante esta etapa, es más que probable que la actividad en línea implique a los padres. Los padres pueden sostener a los niños en su regazo mientras miran fotografías de la familia, utilizan una cámara Web para comunicarse con parientes o visitan sitios para niños.

Aunque los niños de esta edad tienen una capacidad de atención limitada para las actividades en línea, las imágenes de Internet pueden estimular su imaginación e incorporarse a sus experiencias. En esta edad, los adultos desempeñan una función importante en la enseñanza de un uso de Internet seguro y la supervisión estrecha de las reacciones de los niños al material en línea.

De 5 a 6 años: ellos solos
Cuando tienen cinco años, los niños probablemente desean explorar la Web por sí mismos. Es importante que los padres orienten a sus hijos a navegar de forma segura por Internet ya que comienzan a utilizar Internet ellos mismos.

Los niños de 5 a 6 años normalmente tienen un punto de vista positivo y una naturaleza abierta. Están orgullosos de que ya saben leer y contar, y les encanta conversar y compartir ideas. No sólo desean portarse bien, sino que también confían en la autoridad y en contadas ocasiones la cuestionan.

De 7 a 8 años: crece el interés
Parte del comportamiento normal de los niños de este grupo de edad es ver cómo se pueden escapar. Mientras están conectados, los niños de esta edad intentar ir a sitios o hablar en salas de Chat donde sus padres no les darían permiso.

Los niños de siete y ocho años tienen un agudo sentido de la familia. Están empezando a desarrollar un sentido de su propia moral e identidad de género, y normalmente están interesados en las actividades de los niños mayores que forman parte de sus vidas. Los niños de 7 a 8 años tienden a confiar fácilmente y, por lo general, no cuestionan la autoridad.

De 9 a 12 años: expertos en línea
Los preadolescentes quieren saberlo todo y han oído que está en la Web. Es normal que intenten averiguar lo que hay. Para cuestiones que los padres podrían considerar objetables (por ejemplo, contenido para adultos de sexo explícito o instrucciones para fabricar una bomba), pueden utilizar el asesor de contenidos. Este programa incluido en el navegador Internet Explorer permite el control del acceso a determinados sitios. El criterio que se aplica para efectuar los controles son basados en desnudez, lenguaje, sexo y violencia. Al activar el Asesor de Contenido el programa Internet Explorer sólo mostrará el contenido restringido a los niveles establecidos.

¿Cómo configurar el Asesor de contenidos?
- Iniciamos Internet Explorer: Inicio > Programas > Internet Explorer.
- Seleccionamos "Herramientas" > "Opciones de Internet" > solapa "Contenidos"
- Seleccionamos la opción "Habilitar".
- Existen cuatro categorías sobre las que se puede decidir que son:
o Desnudos
o Lenguaje
o Sexo
o Violencia

Los niños de este grupo de edad utilizan Internet para buscar información para proyectos escolares. También descargan música, utilizan el correo electrónico, juegan en línea y votan a sus famosos favoritos en los sitios de fans. El método preferido para comunicarse con los amigos es la mensajería instantánea.

13 a 17 años: técnicamente sofisticados
Ayudar a los adolescentes con la seguridad en línea resulta bastante complicado, porque normalmente saben más que sus padres sobre el software de Internet. Incluso con niños mayores, es importante que los padres adopten un papel activo para guiar el uso de Internet de los niños. Un cumplimiento estricto de las normas de seguridad en línea acordada por los padres y los hijos, así como las revisiones frecuentes de los informes de la actividad en línea de los niños, son muy importantes.

Control Parental
El “control parental” se refiere clásicamente a aplicaciones, programas (software) que tienen la capacidad de bloquear, restringir o filtrar el acceso a determinada información ofensiva para los niños o personas susceptibles. Actualmente el concepto de "control parental" va más allá de sólo aplicaciones técnicas y toca el tema de educación, formación, comunicación entre padres e hijos y el manejo correcto de la información por parte de los padres.

Algunas opciones para ejercer control parental sobre los contenidos que los niños ven en Internet son, además del asesor de contenidos mencionado precedentemente los siguientes programas

- Netnanny (www.netnanny.com)
- CyberPatrol (www.cyberpatrol.com)
- iProtectYou (www.softforyou.com/ip-index.html)
- Norton Internet Security (www.symantec.com).

Estos programas cuando encuentran una página con contenidos inapropiados, bloquean el acceso a la misma y muchos de ellos también permiten que se determine un horario en el que se establece la conexión. Otras aplicaciones, como CyberSitter, pueden bloquear los mensajeros instantáneos, programas de chat, clientes FTP (para transferencia de archivos) y bloquear el acceso a redes de intercambio de archivos del tipo del Kazaa o Emule.

Uno de los principales problemas que se detectan en los hogares es el creer que con solo poner un filtro de contenidos alcanza para proteger el ordenador de contenidos no deseados, y eso está muy lejos de la realidad.

Los programas de filtrado pueden usarse como “auxiliares” de la protección pero resultan inútiles si no existe una supervisión adulta adecuada.

Supervisión Adecuada
Un niño que navega Internet debe ser supervisado estrechamente por un adulto responsable.
Este adulto debería tener un mínimo conocimiento de informática, pero en caso que no tenga conocimientos de computación puede ser suficiente con que este adulto vea, interprete y evalúe lo que pasa en la pantalla. Sin un adulto referente y en cercanía, el niño puede encontrar, incluso sin proponérselo, material peligroso o prohibido.

Compartir Internet
El concepto de Compartir Internet se orienta al diálogo familiar, la revisión de reglas consensuadas dentro de la familia y a fomentar el uso positivo de las tecnologías. Internet debe formar parte del universo de temas de conversación familiar y ser un ámbito donde se aprenda y aplique la mirada critica y el discernimiento sobre la información obtenida.

Una supervisión adecuada, el apoyo de algún sistema de control parental y el involucrarse de toda la sociedad permitirá lograr el objetivo de compartir Internet y ser maduros en sus usos y aplicaciones. Para ello, las medidas más importantes -de cara a prevenir incidentes - quedan fuera del ámbito técnico y pasan más por la educación y comunicación entre padres e hijos.

El Compartir Internet es base para la prevención de riesgos que pueden aparecer asociados al uso de la Web.

Código de Navegación Segura

Finalmente proponemos como herramienta básica en la instrucción a los padres y a los pacientes que navegan Internet el “Código de Navegación Segura”

1 - El niño NO debe hacer uso de Internet sin la supervisión cercana de un adulto responsable.

2 - La computadora debe estar ubicada en un lugar común del hogar. La pantalla debe estar a la vista.

3 – Navegar, chatear y conversar de manera frecuente junto a sus hijos: “Compartir Internet“.

4 – Enseñe a sus hijos a consultarle antes de facilitar datos personales mediante correo electrónico, salas de Chat, foros y formularios personales.

5 – Hable a sus hijos de la sexualidad responsable, ya que los niños pueden encontrar contenido para adultos o pornografía en línea. Anime a sus hijos a que le informen sobre situaciones desagradables

6 – Elija un sitio adecuado para sus hijos como “pagina de inicio”. Arme y supervise una lista de sitios favoritos.

7 - Converse con sus hijos de sus amigos y actividades en línea del mismo modo que de otra actividad del mundo real en la que empiezan a conocer personas nuevas.

8 - Enseñe a sus hijos a tener un comportamiento en línea responsable y ético y practique usted mismo el ejemplo.

9 - Comunicar a sus hijos que usted estará al tanto de sus actividades en línea.

10 – Esté atento a lo que sus hijos le informen, escúchelos y acompáñelos en estas etapas de descubrimiento.

Extraido de:
SOCIEDAD ARGENTINA DE PEDIATRIA. Grupo de Informática. Los niños, sus padres, Internet y los pediatras. Arch. Argent. Pediatr. [online]. jul./ago. 2007, vol.105, no.4 [citado 17 Febrero 2009], p.368-371. Disponible en la World Wide Web: <http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-00752007000400015&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0325-0075.
 
Consejos relacionados
- Gestión segura de imagenes en Internet: consejos para adolescentes
- ¿Por qué tomamos drogas?
- Camuflando el mal sabor de los medicamentos

Noticias relacionadas
- Hay que aumentar la inversión en TIC para pasar de la “fase de la novedad” a la de la “madurez”
- Los pediatras atienden más casos de trastornos de conducta alimentaria
- El 44% de los padres de adolescentes que consumen alcohol desconoce esta costumbre de su hijo
- El 8% de los universitarios españoles sufre miedo irracional a no llevar encima el móvil
- Los rasgos de personalidad predicen desde la infancia la predisposición a un consumo abusivo de alcohol

Reportajes relacionados
- Salud 2.0
- ¿Que es el Bullying Escolar?
- Las Sociedades Científicas Pediátricas Españolas y Latinoamericanas en la Red: haciendo camino.
- Proyecto SIFKaL, cuando la mejor protección ante los peligros de Internet se encuentra en la propia mente
- Descontrol virtual: Los niños e Internet

Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 4 (nº votos: 3)Valoración: 4 (nº votos: 3)Valoración: 4 (nº votos: 3)Valoración: 4 (nº votos: 3)  


Eventos
Junio 2018
L
M
X
J
V
S
D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad