Buscar en
Buscar
  > Consejos
Prevenir la infección urinaria 
Fecha última actualización: 12/04/2005

Mujer andando entre palomas en una plaza
Las mujeres son el colectivo mayoritariamente afectado por la infección urinaria, que puede provocar dolores que superan incluso a los menstruales.
Los síntomas en la mujer pueden llegar a ser más dolorosos, que los cólicos menstruales

La infección de la vía baja urinaria (vejiga y uretra), especialmente la cistitis (vejiga) afecta cada año a millones de mujeres en el mundo, especialmente mujeres en edad reproductiva. Aparte de las fuertes molestias y posibles complicaciones de la cistitis y la uretritis, (principal complicación es la pielonefritis, ascenso de la infección a las vías urinarias altas, uréteres y riñones), el dolor producido por esta patología puede llegar a ser más incapacitante que una menstruación dolorosa. Por todo ello, tomar ciertas precauciones ayudará a evitar esta enfermedad que afecta predominantemente a las mujeres y sobre todo a las más activas sexualmente.

Existen ciertos factores predisponentes a las infecciones urinarias como son algunas malformaciones del aparto urinario que no son diagnosticadas hasta que el paciente aqueja infecciones urinarias a repetición, o la exposición excesiva al frío y la humedad en la zona genital, la higiene insuficiente, la vida sexual activa y el uso permanente o prolongado de catéteres urinarios.

Es muy importante saber diferenciar entre lo que es una infección urinaria recurrente y una infección persistente:
La infección urinaria recurrente es aquella que después de haber terminado un tratamiento, se comprueba a través de un urocultivo que la infección ha desaparecido y que a pesar de ello, la paciente sufre nuevos episodios de infección en periodos cortos de tiempo, y la infección urinaria persistente es aquella en la que a pesar del tratamiento, la infección con o sin sintomatología, no desaparece.

Por ello es importante llevar ciertas pautas de vida, para que estos y otros factores, no nos jueguen un mala pasada. Puedo asegurarles que “quien ha sufrido una infección urinaria tipo cistitis, jamás olvidará lo mal que se ha sentido”.

Limpiarse siempre la zona vaginal y rectal en dirección de adelante hacia atrás, evitando el movimiento inverso; hacerlo en sentido opuesto es una de las causas más frecuentes de infección y una buena manera de hacer que la infección recurra.
Orinar frecuentemente, evitando la retención de la orina por tiempo prolongado, se recomienda no retener la orina por un espacio mayor a dos o tres horas.
Beber abundante cantidad de líquidos: mínimo un litro de agua al día o el equivalente a ocho vasos de agua, aparte de zumos, sopas y el agua que contienen los demás alimentos. Esta es una buena medida para evitar la reinfección. Sabrá que está tomando suficiente líquido, cuando su orina tenga un color pálido y poco olor, si sucede lo contrario quiere decir que debe aumentar la cantidad de líquidos. Si le falta el hábito de beber abundante agua, hágalo de forma progresiva, a medida que pasa el tiempo, el cuerpo se acostumbra a estar más hidratado y le pedirá más líquidos hasta que encuentre el equilibrio. Esto no solo es importante para el buen funcionamiento del sistema urinario, sino para el resto de sistemas del organismo.
Tomar preferiblemente duchas antes que baños de inmersión.
Tener una buena higiene, pero no se exceda en la limpieza, no es recomendable el uso de duchas vaginales con regularidad, debe restringirse su uso a indicación médica o en momentos puntuales. Lavar con frecuencia las zonas de piel cercanas a la vagina y al recto solo con agua o con jabones de pH neutro, sin desodorantes.
Usar ropa interior de algodón y blanca preferiblemente que la mantenga seca; no use pantalones muy ajustados, ni tejidos que no permitan la ventilación.
Utilizar solo papel higiénico blanco y de textura suave.
Orinar antes de mantener una relación sexual, esto ayuda a eliminar la orina que tenga tiempo allí y las posible bacterias
Orinar después del coito, esto inclusive es más importante que orinar previamente ya que el pene del hombre puede introducir por masaje, las bacterias presentes en la abertura de la uretra hacia la vejiga. Vaciar la vejiga enjuaga la vejiga. Por ello se recomienda orinar antes y después.
Reconsidere si el diafragma le conviene, se ha demostrado que los diafragmas son los principales causantes de las infecciones urinarias persistentes tipo cistitis. Considere cambiar de método anticonceptivo.
• Si por algún motivo tiene sintomatología urinaria o cierta percepción de molestia durante los días previos a la menstruación, utilice compresas en vez de tampones durante el periodo menstrual.
• Es muy importante que no se automedique, las bacterias pueden tener distinto comportamiento en cada individuo y en cada episodio de infección, además si no se realiza el tratamiento adecuado, la bacteria puede hacerse resistente al medicamento y luego tendrá que hacer un tratamiento más agresivo.
• En caso de presentar 3 o más episodios de infección urinaria en un año o ha tenido mala respuesta al tratamiento recomendado por un farmaceuta o su médico de confianza, es motivo para consultar aun urólogo, ya que hay que detectar la presencia de anomalías orgánicas. No inicie ningún tratamiento antibiótico, hasta haber tomado una muestra correcta de orina. Luego de haberlo hecho puede iniciar un tratamiento empírico de la infección si es apremiante por la sintomatología, ya que el resultado de un urocultivo tardará un mínimo de 72 horas en dar algún resultado en el laboratorio.
• Siempre se deben tener en cuenta la presencia de antecedentes de patología renal de base o antecedentes familiares de patologías renales.
• Las estadísticas indican que los mejores tratamientos hasta el momento son los cortos, de tres días, sobre todo en pacientes en edad reproductiva, que los tratamientos más largos se reservan a los pacientes con predisposición a las recaídas y los tratamientos de monodosis (una sola dosis de antibióticos) se reservan a los niños y las embarazadas.
• Las bacteriurias asintomáticas (presencia de bacterias en la orina, sin producir molestias) no requieren tratamiento, excepto en niños y embarazadas. Con medidas generales pueden superarse.
• En las embarazadas es indispensable el tratamiento de las infecciones urinarias, y se encuentran tratamientos antibióticos muy seguros que no afectan al feto.
• En las pacientes postmenopasicas, el problema son las infecciones urinarias recurrentes debido a la disminución de ciertas hormonas como los estrógenos, necesarios para mantener un equilibrio en la flora normal de la vagina y recto.

Referencias:

Portal Laboratorios Zambon. Curso de Formación Continuada en Medicina de Urgencias. Sección: Urgencias urológicas en atención primaria, “infecciones urinarias bajas”. Disponible en URL:
http://www.zambon.es/areasterapeuticas/02dolor/WMU_site/UROC3210.HTM. Accedido el 11 de abril de 2005.

Portal de aparatos de electromedicina y Medicina alternativa. Sección “Cura de infección urinaria, por campo magnetico”, recomendaciones generales y consejos caseros. Disponible en URL: http://www.bioelectric.ws/spa/urinaria.html. Accedido el 8 de abril de 2005.

Portal Terra Mujer. Sección Tu salud, Enfermedades: Infección urinaria. Disponible en URL: http://mujer.terra.es/muj/cuidate/tusalud/fic_enfermedad.cfm?ID=16. Accedido el 7 de abril de 2005.


Portal Nefrored. Sección Infección Urinaria. Disponible en URL: http://www.nefrored.edu.bo/infecurinar3.htm. Accedido el 8 de abril de 2005.

: http://www.saluduno.com
 
Consejos relacionados
- Luchar contra la gripe
- El dolor menstrual: consejos para disminuir la dismenorrea
- Salmonelosis: consejos para evitarla
- Cómo vivir con los herpes labiales
- La píldora del día siguiente: qué es, cuándo está indicada, y cómo actúa.

Noticias relacionadas
- Las mujeres tienen las pupilas más grandes que los hombres
- Nace una nueva web para informar de desigualdades de género en salud
- La incorporación de las mujeres al mundo laboral y el aumento en la esperanza de vida no van acompañados de una buena salud en la población femenina
- Las mujeres muestran una adicción superior a los hipnosedantes que los hombres
- Las mujeres siguen teniendo doble jornada laboral

Reportajes relacionados
- ¿Qué es el Virus del Papiloma Humano (VPH)?
- ‘Viajes con Valentía’, el coraje de las mujeres en su lucha contra el cáncer
- La "Enfermedad del Beso”
- El Mal de Chagas, ¿Epidemia, Endemia o Pandemia?
- Una gran desconocida: la "píldora" anticonceptiva.

Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 4 (nº votos: 4)Valoración: 4 (nº votos: 4)Valoración: 4 (nº votos: 4)Valoración: 4 (nº votos: 4)  


Eventos
Agosto 2018
L
M
X
J
V
S
D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad