Buscar en
Buscar
  > Reportajes
La migraña: más que un dolor de cabeza 
( por Escusa, M.. Periodista.)
Fecha última actualización: 19/09/2002
Muchas personas han padecido a lo largo de su vida dolor de cabeza. En las sociedades actuales es un achaque habitual debido a las situaciones de estrés o ansiedad en las que vivimos sumergidos. Dicha dolencia, conocida en medicina como cefálea, posee múltiples variantes; entre ellas encontramos a la migraña, la cual produce en ocasiones dolores tan agudos que impiden a la persona que lo sufre continuar con su vida habitual. Las migrañas pueden afectar tanto a adultos como a adolescentes y niños; sin embargo, un dato que destaca en todas las investigaciones realizadas hasta el momento es la mayor tendencia de las mujeres a sufrir este tipo de cefáleas. El conocimiento profundo de la enfermedad y el seguimiento adecuado de los tratamientos médicos se convierten en la mejor arma para toda aquella persona afectada.

Mujer joven angustiada
Algo más que un dolor de cabeza
La palabra ‘migraña’ deriva del antiguo vocablo inglés megrim, que significa media cabeza aunque, en realidad, sólo un 62% de las veces que aparece esta cefalea es unilateral. En Español, el término tradicional es jaqueca.

Según un informe elaborado por la Doctora Magdalena Canals Aracil, el 43% de las personas con migraña faltan alguna vez al trabajo, incluso se llegan a perder hasta 270 días de trabajo al año por cada mil personas afectadas por este tipo de cefálea. Esta situación provoca un agudo deterioro en la calidad de vida del enfermo; y el impacto de todo ello se expande a terrenos económicos y sociales debido a los gastos sanitarios y laborales que provoca. No en vano la Organización Mundial de la Salud la ha reconocido como una de las enfermedades más incapacitantes entre la población general.

La migraña suele presentarse en forma pulsátil, es decir, que el afectado siente latidos en el lugar del dolor. Pero éste no tiene por qué situarse en una zona específica de la cabeza, sino que puede ser general; provoca malestar en todo el cuerpo e incluso puede empeorar si se realiza actividad física. Su duración es de 4 horas hasta dos días y no tiene por qué ir siempre asociada al dolor de cabeza en sí mismo. De ahí que se distingan diferentes tipos de migrañas:
- Migraña con aura: al dolor de cabeza lo preceden alteraciones visuales, como puede ser ver manchas negras a lo largo de todo el campo de visión, ver puntos o incluso líneas luminosas.
- Migraña acompañada: se pierde fuerza en la mitad del cuerpo o sufre alteraciones el sistema nervioso central
- Migraña sin cefálea: no hay dolor de cabeza pero sí vómitos, náuseas y abatimiento

Un equipo de investigación en Boston ya señaló en el año 2000 el alto porcentaje de enfermos de migrañas que además padecen una hipersensibilidad en la piel al dolor; entre los 42 pacientes encuestados, la gran mayoría afirmaba que no podía cepillarse el pelo, llevar pendientes o gafas y afeitarse porque les resultaba muy doloroso. Ello viene motivado porque el cerebro envía señales de dolor a través de los vasos sanguíneos y ello provoca que los nervios de todo el cuerpo se conviertan en hipersensibles.

Desencadenantes
Los expertos conocen bien dónde y cómo se produce la migraña en la cabeza, incluso los mecanismos que causan el dolor, -la falta de oxigenación en una pequeña zona cerebral actúa como desencadenante-. Sin embargo todavía no se sabe, a ciencia cierta, por qué se produce mas en ciertas personas. Sin lugar a dudas, la prevención es muy importante ya que, a través de ella, se pueden evitar hasta el 90% de los dolores de cabeza: el alcohol, el tabaco, la cafeína, el estrés y la falta de sueño no son buenos consejeros nunca, ni para las migrañas ni para mantener una calidad de vida saludable.
Las últimas investigaciones trabajan sobre el factor genético de la enfermedad; se sabe que más de la mitad de los casos de migrañas con aura, están asociadas a una mutación de un gen localizado en el cromosoma 19 o el cromosoma 1.

El componente genético predispone a padecer la enfermedad. Así, en estos pacientes cualquier estímulo puede provocar la aparición de una crisis de migraña. Aún así, las mujeres son el colectivo mas afectado, ya que padecen la enfermedad hasta tres o cuatro veces más que los hombres.
Los niños son también un grupo de riesgo, aunque en este caso la sintomatología es diferente: existe una tendencia a que el dolor no se concentre sólo en una mitad de la cabeza y el diagnóstico es mucho más difícil que en los adultos. De todas formas, los antecedentes familiares son imprescindibles a la hora de establecer con exactitud si nos encontramos o no ante crisis de migrañas.
 

  Página 1 de 2

Reportajes relacionados
- “El cerebro saca los máximos beneficios utilizando los mínimos recursos”
- RECORD: Las nuevas tecnologias al servicio de la rehabilitación del daño cerebral.

Consejos relacionados
- Cómo afrontar una crisis de epilepsia


Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 3 (nº votos: 3)Valoración: 3 (nº votos: 3)Valoración: 3 (nº votos: 3)  

Eventos
Enero 2021
L
M
X
J
V
S
D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad