Buscar en
Buscar
  > Reportajes
Nuevos retos ante el tabaco. 
La vacuna antinicotina. 
Fecha última actualización: 20/03/2004
Los expertos reconocen que no estará lista antes de tres o cuatro años 
La nicotina es una pequeña molécula, componente adictivo del tabaco, que actúa rápidamente sobre determinadas neuronas y neurotransmisores cerebrales, provocando en pocos segundos el efecto placentero de fumar. En la actualidad, hay muchos tratamientos farmacológicos útiles para ayudar a dejar de fumar: chicles y parches que liberan nicotina (terapia sustitutiva), tratamientos que aminoran los efectos del síndrome de abstinencia. . . Pese a todo, estos tratamientos no dan una solución completa a los pacientes que desean abandonar el hábito, por lo que se están buscando nuevos métodos para conseguir este objetivo. La búsqueda de una vacuna que sensibilizase frente a la nicotina, nace de la siguiente reflexión: si consiguiésemos que la cantidad de nicotina fuese menor en el organismo, y que su distribución al cerebro fuese más lenta, los efectos de fumar serían menos gratificantes.

Imagen de una jeringa cargada
El propósito de la vacuna es evitar que toda la nicotina llegue al cerebro
La vacuna: Para que sirve.
Se ha observado que, dentro de ciertos límites, cuanto más cantidad y a mayor velocidad se distribuye la nicotina en el cerebro, mayor recompensa se produce. Este es un importante determinante en la incidencia y mantenimiento del consumo.
El propósito, pues, de la vacuna es prevenir que la nicotina llegue al cerebro, disminuyendo los efectos del tabaco y, así, la posibilidad de que el individuo llegue a convertirse en adicto. En otras palabras, pretende que si el individuo prueba el tabaco, no obtenga ningún efecto placentero.

¿Cómo funciona?
La vacuna crea anticuerpos específicos, que se unen a la molécula de nicotina fuera de las células, reduciendo su concentración y posibilidades de distribución en los tejidos. De esta manera, se reduce en más de una tercera parte la recompensa o placer que produce el fumar.
Además, se ha visto en experimentos con animales, que la administración del suero antinicotina (en vez de la vacuna, los anticuerpos ya creados), reduce el síndrome de abstinencia cuando se elimina el consumo.


 

  Página 1 de 3

Enlaces relacionados con este reportaje
Sociedad Española de Neumología y Cirugía TorácicaValoración:7Valoración:7Valoración:7Valoración:7 [Ir]

Reportajes relacionados
- “La sociedad no tiende a relacionar una planta medicinal con un medicamento”
- ¿Qué es el Virus del Papiloma Humano (VPH)?
- ¿Que es la obesidad?
- Entrevista con Sol Ruiz, jefa del Servicio de Biotecnología de la Agencia Española del Medicamento y representante española en el Grupo de Biotecnología de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA)
- Las vacunas antialérgicas

Consejos relacionados
- Luchar contra la gripe
- Consejos útiles y sencillos para disfrutar de las vacaciones.
- Consejos para dejar de fumar
- Da vida a tu corazón
- Si dejar de fumar significa engordar…


Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 5 (nº votos: 1)Valoración: 5 (nº votos: 1)Valoración: 5 (nº votos: 1)Valoración: 5 (nº votos: 1)Valoración: 5 (nº votos: 1)  

Eventos
Abril 2020
L
M
X
J
V
S
D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad